domingo, 11 de mayo de 2014

La singular historia de Lucho Felleti

Lucho Felleti era un joven cuyos sentidos a menudo se confundían. Solía oír sabores, ver texturas y saborear imágenes, sin diferenciar, incluso, la materialidad propia de cada sensación.
Profesionales de distintas disciplinas intentaron explicar tal prodigio, pero solo contribuyeron a una mayor confusión. Así, luego de arduas evaluaciones, psicoanalistas arguyeron problemas neurológicos; psiquiatras biologicistas, hipótesis socio-económicas; un trabajador social sospechó de un conflicto entre pulsiones y superyó; teólogos hablaron de la evolución de la raza humana.
Y Lucho Felleti seguía sin las razones de su propio fenómeno. Hasta que un buen día, ya cansado de tantas evaluaciones, en la barra de un bar de mala muerte, mientras escuchaba a una cerveza en su paladar, se le cruzó por la cabeza que el secreto de su particularidad radicaba en un constante desafío hacia las lógicas explicativas totalistas interdisciplinarias. Y ahí, en ese instante de asombroso sentido del sin sentido, el dueño del bar dijo:

-Y bueno amigo, la cuenta de su cerveza entonces que la paguen entre todos, de modo interdisciplinario.

viernes, 2 de mayo de 2014

Sueño y vigilia

Durante el día, vivo entre androides que buscan matarme. Camino por calles infestadas de dragones que lanzan inmensas bolas de fuego. Seres extraterrestres me persiguen por toda la galaxia.

Y en la noche, sueño que trabajo en un neuropsiquiátrico con pacientes sin criterio de realidad.